«Consultas Patito» definen el futuro económico de México.

La consulta convocada en Mexicali para decidir el futuro de una planta cervecera cuya inversión alcanzaría los 1,400.00 millones de dólares y la creación de 2000 empleos.

Además de incumplir las condiciones básicas de una consulta pública que a todas luces es ilegal, envía al mundo un mensaje demoledor para la confianza de las inversiones en nuestro País .

El antecedente de la cancelación del aeropuerto de Texcoco con el que se perdieron 45 mil empleos generó un debilitamiento en la credibilidad de México en el extranjero, por lo que en 2019  no se logro atraer ninguna inversión externa y en consecuencia no se generaron nuevos empleos.

Lo que dio como resultado un 0% de crecimiento en nuestra economía.

Lo ocurrido en Mexicali constituye un golpe mortal para nuestra economía y para la confianza de los inversionistas en nuestro país, en un momento por demás complejo a nivel global.

 La tendencia de este gobierno va en sentido contrario para favorecer el crecimiento económico y la generación de riqueza y  termina por afectar a los más pobres que se supone es a quienes  pretende favorecer

El gobierno no entiende que apoyar a las empresas es una forma de apoyar a la gente que más lo necesita.

Pues los empleos creados permiten un bien de largo plazo, se vuelven productivos, generan riqueza, son autosuficientes, fortalece su autoestima y no dependen de la caridad que un gobierno les pueda dar.

Apoyar a los más pobres es una intención plausible pero cerrar empresas y ahuyentar la inversión no es una forma eficiente de apoyar a los más pobres.

De seguir así las cosas, Mexico se encamina a padecer la que puede ser, la peor crisis de su historia.